La meta de su música es inspirar a otros a ser la mejor versión de sí mismos. Así lo expresó Damián Marley en una entrevista concedida a Andrés Tardio, para Rap-Up. Animar a los demás a mantenerse motivados y utilizar el hambre como motor. A pesar de haber crecido en Stony Hill, un barrio pudiente de Jamaica, Marley sigue siendo la voz de los menos privilegiados.

Tradicionalmente, los Marley hemos sido conocidos por hablar en favor de las personas menos privilegiadas y hemos recibido críticas acerca de por qué nos involucramos tanto, si nosotros no hemos vivido una vida sin privilegios…. Si bien nunca he tratado de ser algo que no soy, considero importante ser la voz de los menos privilegiados y siempre lo haré

Le gusta presentarse donde sea, pero sobre todo ante los jóvenes, ya que ellos son los próximos dueños, defensores y protectores de nuestro mundo.

En la entrevista habló también de las influencias del rap, género que conoció desde niño, cuando sus primos en América lo acercaron a Slick Rick, Biz Markie, y N.W.A.  Su gusto por el género lo llevó a hacer una colaboración con Nas, y ahora con Jay-Z, de quien ha sido un gran admirador después de “Welcome to JamRock”; protagonizando el single BAM de Jay-Z.

Su nuevo álbum, Stony Hill, incluye referencias a la brutalidad policial y el injusto encarcelamiento de los vendedores de marihuana.  Comenta que se ha inspirado especialmente en la innecesaria violencia de Norteamérica.

Comentó que su canción Slave Mill se inspira básicamente en civiles inocentes matados por la policía, y desde allí, el tópico se extiende hacia otros temas, como el 9-5, el ambiente de trabajo y otros asuntos.

Fuente: Island Buzz Jamaica

Lea la entrevista completa en: Rap-Up.